MEDICINA UNIFICADA

Unificar la medicina es definir una materia de desarrollo de integración de las ciencias humanas sociales, ciencias del comportamiento y biomedicina. Este desafío emerge como proceso natural-evolutivo del ser humano en coherencia con los acontecimientos actuales, tanto a nivel intelectual, científico, clínico, económico, social y político. Tanto la comunidad científica internacional como las personas humanas llevan a cabo un proceso reflexivo de cómo desean vivir sanamente.

La necesidad de esta metateoría como marco teórico de una medicina es en respuesta a la crisis en el sistema de salud (medicina alopática - iatrogenia, deshumanización de la medicina, costes cada vez más elevados de los procesos de medicalización y terapeutización de la vida) lo que facilita el fenómeno de migración de las personas en busca de ayuda en las medicinas alternativas y complementarias al sistema de salud hegemónico. A esta crisis se suma la crisis política-socioeconómica globalizada, lo que genera estrategias de mercado en salud determinadas por la industria farmacéutica, consorcios internacionales gestores, proveedores de servicio y seguros de salud y de vida creando una cultura de la enfermedad.

  • Medicina Unificada

LA MEDICINA HA DE UNIFICARSE. LA UNICIDAD DE LA MEDICINA SE BASA EN LA DIALÓGICA DE LA VISIÓN DE MULTIVERSOS DE PRINCIPIOS, CULTURA, SOCIEDAD Y CIENCIAS.

La unificación de la medicina tiene estos componentes de crisis político-sociocultural propios de la medicina oficial, pero no son los elementos de base a esta emergencia científica, ya que sería minimizar el impacto que han tenido los grandes avances de la misma ciencia positivista, biomedicina, y del desarrollo de las ciencias del comportamiento o de las ciencias humanas y sociales, como la neurociencia-neurofísica, ciencias genómicas, sociología, mecánica quántica, psicología, lingüística, antropología, historia y economía entre otras.

La Medicina Unificada se define desde una nueva comprensión en el desarrollo teórico científico de la investigación, en relación con los experimentos. La biomedicina por sí misma no podría dar respuesta al principio de incertidumbre en la medicina. La Medicina Unificada emerge desde la unicidad del ser, persona humana total, desde la Holomedicina. La Holomedicina es de naturaleza sistémica-compleja de realidad para poder actuar sobre fenómenos definidos como proceso salud-enfermedad de manera armónica, coherente y eficiente. Se ha de tener en cuenta el principio de incertidumbre en medicina, podemos conocer científicamente en un momento dado de la historicidad y de la holografía de la persona humana un fenómeno de anomalía en su vida. Ésta es una posibilidad que se hizo concreta en la intención de la investigación de haberlo visto de esa manera y no de otras muchas, que también eran posibles.

Los siguientes campos interdisciplinarios definen la praxis de una medicina antropológica unificada: biofísico-biopsicosocial espiritual-psicosociobiológico-bioquímico, microfísico neurona-neurofísica, memántica-lingüística, psicosiológica, neurociencia cognitiva-neuroeconomía, informática, inteligencia artificial. Estos campos unificados como diversidad activa interactúan con los principios de lo que conocemos hasta ahora como medicinas complementarias, psicosomáticas y alternativas. Se crea un campo de acción de naturaleza no mecánica, lineal, que lleva a la unicidad desde la diversidad, constituyendo una sola medicina y permitiendo diversas opciones a las personas de acuerdo a su cosmovisión de vida y de mundo.

La Medicina Unificada es solo posible desde un cambio de paradigma científico no positivista, que permita comprender y avanzar por sobre las diferentes concepciones de naturaleza que el ser humano concibe para dar sentido a su vida desde las ciencias. Sólo si concebimos una ciencia unificada - Holomedicina- pueden unificarse medicinas con diferentes principios de naturaleza; para algunas medicinas, la naturaleza del ser humano comprende sistemas de creencias y valores que asignan al cuerpo propiedades separadas de lo que definen como alma o entidad discreta que se rige por leyes diferentes a las de la naturaleza mecánica.

El sentido científico de esta unicidad de medicinas ha de crear un vínculo entre los sistemas de creencias, cosmovisión del ser humano, con aquellos principios de una naturaleza objetiva.

Las hipótesis que dan sentido a este proceso de unicidad permiten identificar tres grandes áreas-conceptuales de medicinas: la medicina clásica, la medicina moderna y las medicinas integrativas o visionarias. Estas hipótesis son: la formalista, la mecanicista que son representativas de la ciencia clásica; la contextual, la organicista, representativas de las evidencias de las ciencias modernas; procesos implícitos, causalidad circular, despliegue creativo y la hipótesis de la diversidad integrativa. Estas últimas 4 hipótesis representan las ciencias visionarias. Las primeras 4 hipótesis las presentó Pepper, y las 4 últimas son aportes de Schwartz y Russek, quienes hacen una propuesta de una medicina basada en estas 8 hipótesis.

Epistemología y Ontología de la Medicina Unificada

La comprensión de estas hipótesis en la Medicina Unificada ha de sostenerse desde postulados básicos de un nuevo paradigma en medicina. Estos principios de inteligibilidad del paradigma emergente son principios de naturaleza distinta, unos de carácter universal y de naturaleza ontológica (Ser humano-persona y sistemas de creencias), como orden de sistemas abiertos y de ontología sistémica – sistemas complejos. Los otros son de naturaleza epistemológica, del conocimiento personal desarrollado desde el lenguaje total y del principio de complementariedad. Todos estos principios fundamentales son marcos teóricos-conceptuales que superan por sí mismos el paradigma clásico cartesiano en medicina.

  • Medicina Unificada

La epistemología y ontología de la medicina unificada las podemos encontrar en el campo de la complejidad de muchas disciplinas transversales a todas las medicinas, las cuales han de superar las fronteras estancos y abrirse a los nuevos desafíos que supone la unicidad médica tanto en su epistemología y ontología ante el sujeto de estudio, su comportamiento y su naturaleza.

El campo de actuación del nuevo científico, holomédico, se define a partir de esta nueva epistemología y ontología que se forma de nuevas formas y contenidos del conocimiento pertinente de esta nueva era de la medicina y su campo de actuación científica.

Los avances de las ciencias biomédicas, de las ciencias del comportamiento y de las ciencias humanas, sociales y de la física del quantum son fundamento como saberes pertinentes, esenciales dentro de la unificación de la medicina, en tanto a su complejidad y su incidencia en las conexiones relacionales de médico-persona (multidimensional) y de las relaciones individuo-sociedad-ambiente.

La unificación de la medicina es un avance del saber y hacer medicina que debe pasar por la transdisciplinariedad, como ciencia de la diversidad integrativa, es decir, como una nueva forma de interaccionar y producir conocimiento, y sobre todo, como una nueva relación con el sujeto y su entorno y la realidad que cree éste como medicina unificada compleja.

La emergencia de la Holomedicina como ciencia de la diversidad integrativa da un nuevo discurso científico a la medicina, con lo que se pretende superar el objeto de la medicina. La Medicina Unificada es una dialógica entre saber y hacer, un saber hacer (Laín Entralgo).

La Holomedicina establece las relaciones entre economía, política, cultura, sociedad, ética, espiritualidad, psicología y biología, ciencia, ritual y vida. La Holomedicina como discurso científico de la medicina unificada se nutre de la interrelación de naturaleza, cultura, sociedad y sujeto. Esta metateoría médica va más allá de la medicina que hoy conocemos, en tanto saber científico-técnico y consideración de la práctica de la salud como una tarea que involucra a profesionales y personas, cada cual con su propia teoría-cosmovisión del mundo y la vida y sus propias creencias. El punto de unicidad es la disciplina a la que llamamos "metamedicina" o "medicina teórica" - Holomedicina.

LA SALUD SE AUTOCONSTRUYE COMO REALIDAD A PARTIR DE LA PERCEPCIÓN CONSCIENTE DEL ENTORNO.

De acuerdo a lo expuesto es que se propone un nuevo modelo en medicina, que denominaremos modelo holomédico, que se convierte en una práctica clínica estructural y funcional de la medicina unificada, dejando de ser el modelo biomédico, paradigma hegemónico, el modelo de las ciencias básicas que determinaba la práctica clínica de la medicina oficial alopática. En este sentido se superan las contradicciones de lo que denominamos medicinas no convencionales con la medicina oficial, ya que el modelo holomédico permite una interpretación unificada de todas las medicinas desde los puntos de vista epistemológicos y ontológicos. Además, este modelo holomédico abarca el aprendizaje investigación acción participativa del sujeto epistémico en tres mundos bien definidos: Mundo objetivo, constructo de realidad que define el sujeto como realidad externa; Mundo de las relaciones sociales, vínculo de entramado donde constituye el sujeto social; y Mundo subjetivo, conciencia del sujeto.

CONCEPCIÓN DE LA PERSONA COMO SER EPISTÉMICO. NO HAY PACIENTE.

En síntesis, concretamos, el contenido del modelo holomédico como base científica de la Medicina Unificada de acuerdo a los siguientes términos:

  • Concepto no positivista e integral de la salud - Emergencia de la Sanología clínica.
  • Necesidad de la participación activa de la persona en la gestión de la salud. Desarrollo de la autogestión primaria de la salud.
  • Concepto Patología-Sanología como dialógica de la relación salud-enfermedad.
  • Aprendizaje, investigación acción participativa sistemática de las dimensiones de la persona humana como sujeto epistémico.
  • Desarrollo del formulario de historicidad y holografía del individuo sujeto social epistémico.

Su aplicación implica:

  1. Concepción de la persona como sujeto social-epistémico. No hay paciente.
  2. Concepción de la clínica Holomédica y de la clínica Sanológica.
  3. Concepción de la relación holomédico-persona, científica, técnica y humana.
  4. Metodología del trabajo clínico y de investigación acción participativa individual y multidisciplinaria. Emergencia del sujeto y sujeto socialepistémico.